Aspectos socio-culturales

La comarca de la Alpujarra de Granada posee uno de los legados históricos más importantes de la Península Ibérica, con innumerables vestigios de su poblamiento desde las tribus líticas que vinieron atraídas por la riqueza y abundancia de yacimientos metálicos y por las garantías de seguridad que ofrecía el sitio para defenderse, hasta los árabes que la dividieron en 12 demarcaciones o tahas, logrando una original agricultura de regadío utilizando sistemas de abalancamiento de laderas y sofisticados sistemas de riego. Todo lo anterior ha ido imprimiendo el carácter de sus gentes, la peculiaridad de su urbanismo, la integración de los pueblos en el paisaje, sus costumbres y tradiciones… que hacen de esta comarca una de las más demandadas por las nuevas corrientes poblacionales hacia el medio rural.

Los avatares históricos han dejado como herencia un impresionante patrimonio cultural rural, que se configura como un factor clave para dinamizar y potenciar el entorno socioeconómico, actuando, por un lado, como medio de atracción de personas, de capital y de actividades económicas sostenibles generadoras de valor añadido y empleo, y por otro, como instrumento de mejora de la calidad de vida en estas zonas.

En el año 1982 se declararon los municipios de Pampaneira, Bubión y Capileira como Conjunto Histórico Artístico, a la que ha hay que sumar la declaración como Bien de Interés Cultural de la Alpujarra Media Granadina y La Tahá (Resolución de 26 de octubre de 2005), ha supuesto un hito en cuanto a valoración y protección de los recursos culturales del territorio, que tiene por objeto «la protección legal de la variada tipología de elementos patrimoniales que se encuentran en el Sitio Histórico, con manifiestos y relevantes valores históricos, etnológicos, arqueológicos, arquitectónicos, industriales y naturales, que dotan al ámbito delimitado de un carácter singular y único que sólo puede entenderse dada su imbricación con el territorio donde se ubican”.

Es un indicador del incuestionable valor internacional de esta Comarca, siendo la décima Reserva de la Biosfera española de las 15 existentes en la actualidad en nuestro país; aunque otorgada al espacio de Sierra Nevada, la red mundial de Reservas de la Biosfera hace referencia a “zonas ecológicas representativas de las distintas regiones biogeográficas que constituyen espacios de gran diversidad biológica, con características naturales de gran interés científico o que representan ejemplo de paisajes en los que la modélica interacción hombre-naturaleza”, como es el caso del territorio que nos ocupa.

El atractivo turístico del paisaje alpujarreño se conforma básicamente por cuatro elementos básicos: la agricultura tradicional (bancales, balates, eras, balsas, acequias,…); los pueblos serranos (casas, fuentes, tinaos,…), el medio natural (bosques, fauna, flora, canchales, borreguiles,… ) y otros elementos puntuales (recursos históricos, monumentales, puentes, molinos, pequeñas centrales hidráulicas,…). El atractivo turístico del “paisanaje” viene determinado por los habitantes del paisaje y sus manifestaciones culturales: fiestas, folclore, gastronomía, artesanía.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies