Economía

Históricamente, la Alpujarra ha basado su economía en la agricultura y la ganadería, en una sociedad autárquica que ha perdurado hasta finales de los años sesenta del siglo pasado, en el que se produjo un fuerte éxodo hacia las ciudades y la costa, que trajeron el abandono de pueblos y campos.

Tras la entrada de España en la Unión Europea, esta situación se ha intentado paliar con la aplicación de las Iniciativas Comunitarias LEADER y los Programas de Desarrollo Rural de Andalucía, en el intervalo 1991-2013. Los pueblos y las zonas rurales del entorno de Sierra Nevada han experimentado grandes cambios, concretados en una mejora notable de las condiciones de vida de la población, según puede extraerse de las distintas evaluaciones de estos programas realizadas en Andalucía.

Actualmente el sector terciario es el más pujante de la comarca, con un fuerte peso del subsector turístico y comercio. Dentro del sector secundario debemos destacar el subsector agroalimentario y artesanal.

Agricultura y ganadería

La agricultura y las infraestructuras agrarias alpujarreñas se caracterizan por que el medio agrícola se ha ido adecuando al suelo, disponibilidad de agua y fisiografía a través de una intensa participación del hombre. La construcción de bancales contenidos por balates de piedra ha hecho que un territorio que solo podría dedicarse a actividades forestales y/o ganaderas se convierta en una zona netamente agrícola.

En el territorio se puede diferenciar tres zonas agrícolas. Las tierras bajas de secano que se han venido utilizando para la producción de viña, almendra e higueras, situando la cota máxima de estos cultivos en los 1200 m. Los regadíos altos, más de 1300 m, que se aprovechan en verano para el cultivo de patata, judía y hortaliza de autoconsumo. Los regadíos bajos que se han cultivado históricamente sobre la base de la diversidad y la autarquía: hortalizas, frutas, leguminosas, patatas, higos, forrajes y olivar.

La superficie agrícola de la comarca es de 45.397,80 hectáreas y representa el 32,54 % de la superficie total del territorio, inferior al de la provincia de Granada y de Andalucía que representa el 47,02 % y el 44,14 % respectivamente.

Del total de superficie agrícola de la comarca destaca el uso o cobertura vegetal del olivar con un 4,88 %, el viñedo con un 1,67 %, otros cultivos leñosos en secano con un 33,42 %, cultivos leñosos y vegetación natural leñosa con un 22,38 %, otros mosaicos de cultivos y vegetación natural con el 12,12 %, cultivo bajo plástico con un 4,49 %, etc.

En relación a la producción ecológica, en el año 2009, se cifran en 155 explotaciones de agricultura ecológica certificadas (calificada y/o en proceso de conversión) ocupando una superficie de 1.566,77 hectáreas. En relación al tipo de uso o cobertura vegetal debemos destacar el cultivo de frutales con 1.099,62 hectáreas, el olivar con 147,06 hectáreas, el viñedo con 127,59 hectáreas, etc.

En relación a la ganadería, en el año 2009 existían un total de 889 explotaciones ganaderas, destacando las 338 explotaciones de equinos con 749 cabezas, las 179 explotaciones de caprino con 18.272 cabezas, las 119 explotaciones de ovino con 25.386 cabezas, 45 explotaciones de bovinos con 1.880 cabezas, y las 37 explotaciones de abejas con 5.201 colmenas. En cuanto a la producción ecológica, en el año 2009, se cifran 7 explotaciones de bobino con un total de 242 unidades y 5 explotaciones de ovino y caprino con un total de 1.065 unidades.

Industria

Dentro del sector secundario y/o industrial, en el año 2014 existe en la comarca un total de 171 industria manufactureras, destacando el subsector agroalimentario (cuyas actividades principales son la producción y envasado de vino, de aceite, los productos cárnicos, el jamón, los quesos, la miel, la repostería y panadería, conservas, licores, caramelos, etc.) y el subsector artesanal (artesanía textil, de cerámica, de madera, del metal, etc.).

Por otra parte, en relación a la industria extractiva existen un total de 8 empresas dedicadas principalmente a la extracción de áridos; en relación al suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado existen 25 empresas; y en relación a la construcción existen 251 empresa.

Servicios, comercio y actividad turística.

Actualmente el sector terciario y/o servicios es el que mayor peso tiene en la comarca. El 75,86 % del total de empresas dedican su actividad a este sector, destacando el subsector de comercio al por mayor y al por menor, el subsector de la hostelería y las actividades de profesionales, científicas y técnicas.

Según datos del SIMA en el año 2014 existían 73 establecimientos hoteleros con un total de 2.912 plazas, La distribución de los establecimientos y el número de plazas en la siguiente: 34 hoteles con un total de 1.756 plazas, 4 hoteles-apartamento con 379 plazas, 11 hostales con 266 plazas, y 24 pensiones con 511 plazas.

Por otra parte, nos encontramos: 140 restaurantes con un total de 5.190 plazas, 7 campamentos turísticos con un total de 2.723 plazas, 41 establecimiento turístico rural con 347 plazas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. Cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies